De Rosario a la Habana

De Rosario a la Habana
Recorrido por Sudamerica

miércoles, 24 de diciembre de 2008

EL FINAL ES EN DONDE PARTI


Y al final, después de tanto buscar y encontrar volví al punto de partida. Han pasado veintiún meses desde aquel 6 de marzo de 2007 en que me paré frente al Monumento en Rosario y con cierta inocencia dije que me iba a recorrer América. Muchos creyeron que estaba loco, otros no entendían los motivos y los de siempre me apoyaron incondicionalmente en todo el viaje. Otros creyentes se sumaron a integrar esa gran familia que construí en cada parada sembrando recuerdos, encuentros y despedidas inolvidables. Los creyentes no son religiosos, sino soñadores que apostaron a una sociedad mejor, son los que no se quedan en la queja sino que hacen “algo”, esa es la diferencia entre ser y no ser.
Hoy estoy en Colón, en mi casa paterna, para reencontrarme con mi madre, mis hermanos, familiares y amigos. Se ha cerrado una etapa, terminó el viaje propiamente dicho a bordo de la cardenilla y la adrenalina de los nuevos lugares ha pasado a reposo bajo la calma siesta pueblerina que dicta el verano.
También es el comienzo de una nueva etapa donde la proa apunta a nuevos ideales y las respuestas apremian para la comunidad. Es tiempo de devolver con todo el corazón lo que recibí una y otra vez de la gente que me enseñó su trabajo, su amor por la cultura y esa fe que asecha la ignorancia y se propaga paciente en las manos de estas almas especiales. Es tiempo de trabajar por la cultura en términos de bienestar social, es tiempo de cambiar utopía por ideal y creer que se puede. Bien sabido es que nadie es profeta en su tierra, y que me esperan muchos obstáculos, pero nunca podré reprocharme no intentarlo.
Ahí voy en un nuevo sueño, tal vez más ambicioso y arriesgado, tal vez con destino incierto, tal vez… Todo es tan posible como imposible, el viaje en moto también era una locura y ya ven.
Volviendo a la crónica cotidiana de los días de aventura debo contar que luego de Cuba, el regreso a Venezuela, el reencuentro con la cardenilla y el camino hasta los brazos de Andrea fue tan agitado y enriquecedor como siempre. De camino a Colombia me encontré con buenos amigos parando en Valencia con Víctor y familia compartí una historia ejemplar de fe. Muchas enseñanzas y espiritualidad me llegaron a conmover, tendría que dedicar otras páginas para describirlo.
Con algunos problemas de salud y una amenaza de bisturí en los riñones salí rajando a Colombia en un camión de verduras que conseguí en el mercado después de chapear a los choferes con recortes de periódicos de mi foto ya que mi relato no convencía a nadie y la gauchada no se usa mucho en estos lugares. Un reencuentro en Barinas con Arnaldo y familia siempre incondicionales y hospitalarios. Otro camión hasta la frontera y otro más a Bucaramanga por cortesía de la policía de Colombia que tantas veces me colaboró.
Acá empieza la parte romántica del viaje ya que mi compañera me recibió de maravillas y pasamos unos cuantos días disfrutando de la mutua compañía. El viejo Nelson es un gran interlocutor que me ayudó siempre a reflexionar todo y enfocar los pensamientos, gran amigo.
De aquí en más y considerando el problema en los riñones decidí desarmar la moto con ayuda de los mecánicos de Honda y traerla en colectivo embalada en dos cajones de manzana. Así fue el viaje de regreso. Desde Bogotá hasta Lima y de Lima a Buenos Aires durante siete días de encierro en un bus. Malísimas las películas y pésimo el servicio, no había otra cosa, solo algunos compañeros con quien compartimos lindas charlas y alguna buena lectura cuando el volumen del tele lo permitía.
La despedida de Colombia fue doble, primero en Bucaramanga con algo de sentimentalismo por mi compañera, pero con la alegría de un futuro encuentro. Los amigos también estuvieron presentes con su cariño. En Bogota Sergio y familia también me acompañaron con mucho afecto hasta que desaparecí en la ruta envuelto en bus. Sergio es un amigo increíble al que aprecio mucho al igual que su familia, no tengo palabras para agradecerle.
La vuelta a Argentina fue mágica, después de muchos nervios en la frontera por una irregularidad en un papel de la aduana donde casi me secuestran la inseparable cardenilla y todos los pasajeros se preocuparon, por fin estaba como quien dice en casa. Tocamos unas canciones para festejar y el café caliente corrió entre los vecinos a modo de brindis. Me dormí y al despertar estaba en la Pampa Húmeda. Un paisaje de praderas verdes salpicadas de vaquitas, unos alambrados flacos y el horizonte de eucaliptos rompía el contraste entre tanta bondad de la tierra y la inmensidad del techo de algodones. Estaba en casa.
Buenos Aires me recibió con merecida altivez y una calidez que desconocía en estos lares. En casa de mis primos volví al asado, el mate y la complicidad compatriota que me llenó de nostalgias al recordar que había perdido en la tonada la característica “ye” tan rioplatense como el tango. Desayyyuno che!!!
En una noche con Fede armamos la pequeña poderosa que como el Ave Fénix renacía de las cenizas o de los cajones de manzana donde se mezclaban las partes entre envoltorios de papel de diario. A las tres de la mañana la dejamos parada, y a la mañana siguiente con medio litro de nafta y una patada certera arrancó como una golondrina que va a migrar. Mi nave fiel que nunca me dejó a pata sigue dándome satisfacciones. Tras la despectiva indiferencia de Honda Argentina que ni siquiera me dejó agradecerles por el invento, emprendí la silenciosa vuelta a Rosario. Cinco horas por autopista y estaba llegando justo a la fábrica donde quedaron mis amigos del trabajo con quien charle un rato y continué el reencuentro con los amigos y con los moteros que confiaron en mi cuando ni siquiera había hecho ni un kilómetro. Pasé por Motostop, Laborda Motos y el Moto Club Rosario para agradecerles por la ayuda y la confianza inicial.
El sábado 6 de diciembre de 2008 llegaba a Colón casi de sorpresa, en la puerta de mi casa asomaban Patusca y Juanjo, mis amigos de la infancia, y brillaba por su ausencia mi madre que trabajaba en el Lago y no se enteró de mi presencia. Como a las dos horas apareció con una gran sonrisa y ese amor, que solo las madres saben dar, para reírnos del episodio. Mucha alegría y poco dramatismo, resolvimos todo con mate y torta. Este fue el último paso donde di por concluido mi objetivo.
Los días sucesivos fueron de reencuentro con parientes y amigos, alguna nota en los medios de comunicación, muchos asados, fernet y esas costumbres que se extrañan un poco. Una y otra vez contando la misma historia que de a poco se vuelve mito y se presta para los cuentos.
Así termina esta parte de un sueño que se hizo realidad, un sueño que muchos anhelan pero pocos cumplen, una marca en el tiempo, en el recuerdo y en la memoria de los que me acompañaron. Nunca estuve solo lo se, lo dicen los visitantes del blog, lo dicen los correos y lo siento en el corazón, siempre estuvieron ahí, empujando la cardenilla.
No me pondo a enumerar agradecimientos porque no termino más y porque me olvidaría de algunos. Cada uno sabe cuanto lo aprecio y cuanto le debo, no busquen su nombre en la lista, la justicia se hace en el corazón. Cualquier reclamo puede escribir a americaen2ruedas@yahoo.com.ar y en breve recibirá respuesta, no lo olvide.
Desde este rincón del Continente les dejo las puertas abiertas y el perro atado para que pasen cuando gusten. Espero recibirlos con orgullo en “El Matecito” y mostrarles que sí se puede hacer algo por la cultura, por la juventud y por un mundo mejor.
A los que criticaron y a los que me apoyaron con cariño, con mensajes, con comida, con un techo, una cobija, con monedas, con billetes, con abrazos, con pastillas, con repuestos, con el hombro, con una mano, con amor, a todos ustedes un millón de gracias y FELICES SUEÑOS.
Hasta entonces. Martín Monti
FIN

14 comentarios:

Jamerboi dijo...

Tincho!!!!! Como va eso?

Simplemente GRACIAS por las emotivas lagrimas que me hiciste derramar leyendo tu ultimo post en el blog...y mis mas profundas y sinceras FELICITACIONES por ese sueño cumplido y transformado en una realidad palpable, inolvidable, unica y valiosa como ninguna otra experiencia.

Desde la Aldea SOS de Cuenca, Ecuador, te mando un gran abrazon de hermano y no dejes que el agua se enfrie...en unos meses nomas estaremos tomando unos buenos mates por tus pagos y compartiendo estas aventuras que como bien decis, muchos quieren hacer, pero pocos se atreven.

FELICES FIESTAS para vos y los tuyos y nos vemos prontito!!!!

Buena senda!

Damian

---
www.jamerboi.com.ar

Veronica Guardia dijo...

exelente tu viaje!! muy bueno la verdad k van mis felicitaciones te invito a k pases a ver mi blogg tambien recorri sudamerica y mi sueño es llegar a Alaska pero bueno lo tengo k hacer por tramos !! chau exitos

http://veronicaguardia.blogspot.com/

Buscando un Simbolo de Paz dijo...

Hola Martin!!!
Que emocion se produjo en mi al leer tu ultimo comentario, tu relato fue impecable.... lo senti como propio como vivenciado por mi...
Una etapa del sueño culmino, quizas la primera, porque esta parte te debe haber dejado mucho mucho sueño por cumplir....
No te conozco mas que por aqui... pero de verdad siento un gran aprecio por ti, sera que l@s loc@s soñador@s me pueden!!!!
Un abrazo y un gran beso...
Cuando estes por Rosario avisa che!!!
Luciana
lugra09@hotmail.com

De Alguna Manera dijo...

Estimado MArtín, que suerte que has regresado a "tu" punto de partida... Seguí tu viaje con interés y te felicito por tu "Hazaña"

Luis A. Capomasi
dealgunamanera@gmail.com

vivi dijo...

Hay Tincho!! qué puedo decirte.. si tus hermosas palabras resumen toodo.. siento que estoy en ese montón de gente que te acompañó.. porque traté de hacerlo.
todavía no he podido verte, pero sé que no va a faltar oportunidad.
te mando un fuerte abrazo!!
se te quiere! jaj un besote.

Verito dijo...

pequeñin queria dejarte aca un saludito aunq hablamos mas seguido x el msn!!te felicito mucho x todo, sabes q siempre estuve a tu lado y me hace muy feliz saber q estas en casa y con muchos proyectos..saluditos a la Eva y Andrea de mi parte...te extraño muchisimo y te quiero aun mas!-Verito

Anónimo dijo...

Grande che, aguante la cardenilla!!!!cuando te vengas pa Misiones tenes lugar en casa.

elboliden@hotmail.com

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tu experiencia de viaje con todos nosotros... supongo que seremos muchos los que entramos semanalmente para ver como iba el viaje... hace una semana compre mi primer moto... una zanella 200... no creo que pueda viajar con ella ya que es dos tiempos... pero tengo muchas ganas de hacer un viaje parecido al tuyo... veremos que pasa...
Algun dia si sale lo del viaje te voy a ir a ver para que me tires data y fuerzas.
un gran abrazo loco y que se te hagan realidad los proyectos.
Uno de los que empujaba la carenilla.
German de escalada.

Anónimo dijo...

Amiable dispatch and this mail helped me alot in my college assignement. Thank you on your information.

Marquin dijo...

la verdad que te felicito compañero, encontré tarde tu camino recorrido pero valió la pena, me gustaron tu forma de contarnos parte de tus anécdotas, animarse a perseguir los sueños y hacerlos realidad. me gustaría saber que estarás haciendo por estos días. Un caluroso abrazo (aunque ahora esta fresco) desde Mar del Plata.
Marquin

ROBERTO dijo...

Hola compañero, de verdad me he quedado admirado de usted compañero, ese valor que tenemos los latinoamericanos, es un orgullo de ser como somos, pues la verdad felicidades amigo, yo estoy por lo mismo, soy de ecuador pues quiero recorrer toda latinoamerica quiero viajar y conocer costumbres culturas compartir todo lo que siempre he soñado, pues al mismo tiempo soy medico y me gustaria poder ayudar a pueblos distintos con distintas culturas pero me gustaria por contactarme contigo para ver que tengo que hacer y que debo de llevar. este es mi correo amigo, netrobertocarlo@gmail.com

Kapiruz dijo...

Muchas felicidades, por haber hecho esta aventura una realidad, que bueno que regresaste con bien a casa.

Mi esposo y yo estamos a punto de iniciar, aunque nos digan locos empezaremos este año porque esto es algo que queremos hacer y por descabellado que parezca es lo que nos dara felicidad.

Te invito a seguir nuestro viaje en http://rodando-viajando.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Hola, muchas felicitaciones por hacer tu viaje y completarlo satisfactoriamente. Soy chileno y la verdad es que estoy muy interesado en hacer algo muy similar. Tambien con una motito, una mochila y mi guitarra. Me encanta la musica, el arte, me encanta escuchar a la gente, la diversidad cultural, etc... Ahora yo estoy en Europa, haciendo un viaje. Pero me gustaria hacer este el proximo ano, 2012. Arriesgandome a no tener respuesta, me gustaria que me dieras algunos consejos de como poder llevar a cabo, con exito el viaje. Como plantearme el objetivo del viaje, o si es que este va cambiando en el transcurso del viaje, etc... La verdad apreciaria mucho tener tu opinion y consejos. De ante mano muchas gracias.

Mi mail es "sugar_36_1@hotmail.com"
Facebook "alfredo azokar"

No se como te es mas facil ubicarme. Gracias!

David dijo...

Para los que somos viajeros, nos gusta poder ir a distintos lugares a bordo de varios vehículos. Me gustaría poder conseguir hostels calafate para ir con amigos en las próximas vacaciones de invierno ya que es un destino al que nunca pude llegar