De Rosario a la Habana

De Rosario a la Habana
Recorrido por Sudamerica

martes, 22 de enero de 2008

EL REENCUENTRO


Hooola mi gente!! Que fue por ahí?? Bueno, estoy como siempre susceptible a pegarme los modismos de cada región. Otra vez en Cali para reencontrarme con La Cardenilla y mi flia de acá: Riki, Jr, doña Olga y el Sr Roberto que ya me tienen como adoptado. El viernes despedimos a Ricardo que se fue a Londres, muy emotiva esa vaina. Hoy empecé a interiorizarme en el folclore colombiano yendo al Instituto Popular de Cultura donde me avasallaron con información interesantísima, muy amable esa gente. De paso Roberto padre me regalo un montón de CDs de música colombiana, mucha salsa por estos lares.
El miércoles pasado fui a buscar la “motico” y previo unas cuantas patadas y limpieza de bujía arranco como loco después de tres meses de estar parada. No regula bien así q tengo que llevarla al taller para revisarla.
En la frontera medio que me estafaron con el cambio de moneda, por suerte la policía del lugar me ayudo de onda con unos billetes dudosos y me embarcaron hasta la Terminal donde también conseguí un descuento en el bus mas lamentable que conocí, para llegar a Cali viajando toda la noche.
De pasada por Quito también me encontré con algunas viejas amigas para reírnos un rato y con mi amigazo Beto que me bancó enfermo dos días. Compartimos un tiempo ahí hasta que Beto salió a pedalear por América, www.a-pedal.com en su bicicleta de magia, otra despedida emotiva. Ese mismo día, a la noche, lo encontré en un cuartel de bomberos en Cayambe a 40 Km de Quito para charlar largo sobre su primer día de aventura, otra historia de fábula.
En Guayaquil caí como parado en casa de Mafer y su flia, unos genios de aquellos, me mimaron toda la semana, me trajeron y llevaron a la Terminal, compartimos comidas, me pasearon, me malcriaron arto. Muy agradecido a la flia Vera.
Antes de pasar a Ecuador, paré -por esas casualidades del que hace dedo en la ruta y no sabe donde termina- en Mancora, esa playa de recuerdos bonitos, de encuentro y amistades, de atardeceres en el mar y arena entre los dedos de los pies que amanecen durmiendo en el piso de algún camping agreste: Los Manglares. Ahí me encontré con compatriotas trotamundos y viajeros del camino para compartir unos días deliciosos.
Después de dos días de andar a dedo desde Lima, cambiando camiones de todo tipo, durmiendo en estaciones de servicio, pateando vanquinas hasta la salida de pueblos remotos fue un premio merecido el descanso en la playa. Que suene esa chacarera chango!!!! Hasta pronto.

1 comentario:

lore dijo...

BUENAS COMO LE ANDA LA VIDA!! POR LO QUE VEO Y LEO Y SIENTO NO LE HACE FALTA NINGUN AJUSTE NI ENGRASE, LE ANDA BARBARO!ME HUBIERA GUSTADO VERTE CUANDO VINISTE VIVI ME AVISO, PERO EL Q PASO PARA MI NO FUE UN BUEN AÑO. PERO HAY QUE SEGUIR PATEANDO BARRERAS!SIEMPRE!COMO LOS PERRO E SULKY DICEN , BUENO TE DEJO EL BLOG PERRO Y DE UN DUO RRRMOSO DE MI HERMANO CON EL LOLO BESOS MUCHOS! LORE (WWW.perroesulky.blogspot.com//www.tetrajeflores.blogspot.com)